Archive for the ‘Jose Larralde – Herencia pa un Hijo Gaucho I’ Category

José Larralde – Herencia pa un Hijo Gaucho I

febrero 24, 2008

Humildemente creo que Herencia pa un hijo Gaucho, es una obra dentro de la música folklorica argentina, comparable con El Martin Fierro, en la literatura. Es esta una maravillosa obra de un Argentino de Ley, como suele decirse por estos pagos, cuando alguien respeta sus principios. Aqui les hago llegar esa obra completa y un video de una fraccion de esos versos.
“Cuando salió Herencia para un hijo gaucho, por ejemplo, vendió 270 mil en una semana”, dice.
Cuando se pone a recordar, a Larralde le brillan los ojos. Evoca con curioso cariño cuando “vivía cayendo preso en las comisarías”. El cargo más común era la portación de barba. “Corría la época de Onganía. Yo recién había llegado a la ciudad, vivía en Sarandí y era un tiernito. Estaba harto de dormir adentro. Hasta que un día, por diversas circunstancias, me hice amigo del comisario de la segunda de Lanús. Un buen tipo. Le conté mi problema, y me hizo una autorización para usar barba. El papel decía: “El ciudadano José Larralde es artista, y los artistas pueden usar barba y pelo largo”.
(Nota para el diario Clarín de Mariano del Mazo-1996)

GordiBonita

José Larralde – Herencia pa un Hijo Gaucho I

febrero 24, 2008

Humildemente creo que Herencia pa un hijo Gaucho, es una obra dentro de la música folklorica argentina, comparable con El Martin Fierro, en la literatura. Es esta una maravillosa obra de un Argentino de Ley, como suele decirse por estos pagos, cuando alguien respeta sus principios. Aqui les hago llegar esa obra completa y un video de una fraccion de esos versos.
“Cuando salió Herencia para un hijo gaucho, por ejemplo, vendió 270 mil en una semana”, dice.
Cuando se pone a recordar, a Larralde le brillan los ojos. Evoca con curioso cariño cuando “vivía cayendo preso en las comisarías”. El cargo más común era la portación de barba. “Corría la época de Onganía. Yo recién había llegado a la ciudad, vivía en Sarandí y era un tiernito. Estaba harto de dormir adentro. Hasta que un día, por diversas circunstancias, me hice amigo del comisario de la segunda de Lanús. Un buen tipo. Le conté mi problema, y me hizo una autorización para usar barba. El papel decía: “El ciudadano José Larralde es artista, y los artistas pueden usar barba y pelo largo”.
(Nota para el diario Clarín de Mariano del Mazo-1996)

GordiBonita